Edición 2001 · Josep de Togores

jose_togores

Nació en Cerdanyola del Vallès (19 de Julio de 1893), hijo de Josep de Togores i Montadas, miembro de la liga, presidente de la Associació de Clubs de Futbol de Barcelona, cofundador del diario deportivo El Mundo Deportivo y realizador cinematográfico desde 1914.

Josep de Togores, se quedó sordo a los trece años a causa de una meningitis y esto le hizo decantarse a desarrollar una gran afección por la pintura y la literatura; de joven recibió lecciones de los pintores Joan Llaverias, Fernández de la Torre Fèlix Maestras.

Visitó París y Bruselas, y allí pintó El boig de Cerdanyola, que resultó premiado en la Exposició Internacional de Bruselas y fue comprado por el gobierno belga, a partir de aquí se inicia una carrera con una clara influencia impresionista y poco después pinta un retrato de Enric Granados (Barcelona, col·lecció carreres-granados); en 1.917 expone en la Sala “La Publicidad de Barcelona y se integra en la Agrupació Courbet (Barcelona).

Acabada la primera guerra mundial, Togores vuelve a París y conoce a los pintores emergentes: Picasso, BraqueSoutune, Pascin, Modigliani i Max Jacob.

Firma contrato con el marchante Daniel Kahnweiler, (el mismo que llevaba a Picasso o Derain), en esta época es cuando desarrolla su período surrealista, y de mayor proximidad con la vanguardia artística del momento.

En 1921, comienza a exponer sus cuadros en diferentes ciudades europeas y a dedicar una especial atención a los desnudos femeninos, a los que va impregnar de un claro encanto poético, su etapa más pletórica corresponde a los años veinte, con el realismo mágico y el consecuente eclecticismo, donde el artista explora diferentes estilos, como el cubismo o el academicismo.

Expone en Berlín en 1924, en la Sala Parès de Barcelona el 1926 y en Madrid en 1928; este mismo año, iniciando una etapa abstracta, expone en la Biblioteca Nacional de Madrid, ciudad donde en 1950 hizo una muestra de sus obras religiosas.

La II guerra mundial, comportó la desaparición de muchas de sus obras y  el pintor catalán perdió popularidad.

A lo largo de su vida Togores tuvo diferentes crisis de personalidad que repercutieron en un amplio abanico de estilos pictóricos que va reflejaron en su obra artística, su pintura ha hecho un largo camino desde la influencia de Cézanne hasta el realisme duro, pasando por el classicismo, el cubismo, la recuperación del clasicismo, el surrealismo y el su vuelta a la figuración.

Togores regresa definitivamente a Barcelona donde expone de nuevo en la Sala Parès, y donde es visitado por su gran amigo, al escultor Arístides Maillol.

Las diversas  exposiciones que se han realizado en los últimos años, gracias al soporte de Antonia Berchthold, víuda de Togores, han contribuido a rescatar del olvido su obra y a situarla en el lugar que  le toca entre los mejores pintores de los años veinte.

Muere en  Barcelona el 17 de Junio de 1970.